Tarta de Chocolate, Nata y Fresas
Tarta fría, sin horno y sin gelatina.

Compartir en tu Red Social:

O puedes simplemente copiar y compartir este enlace

Ingredientes

Nr Personas:
Para la base:
200 g galletas María de chocolate
100 g mantequilla
Para el relleno:
1000 ml nata mínimo 35% materia grasa
500 g chocolate blanco
500 g fresas guardamos 2 fresas para la decoración
Para la decoración:
2 ud fresas
40 g chocolate blanco
opcional chips decorativos
Molde de 24 cm

Informacion Nutricional

17
116
364
497

El relleno de nata y chocolate es delicioso, cremoso y suave y combina muy bien con las fresas.

Tipo Cocina:

    Ingredientes

    • Para la base:

    • Para el relleno:

    • Para la decoración:

    • opcional chips decorativos

    • Molde de 24 cm

    Indicaciones

    Hoy vamos a ver paso a paso cómo hacer esta deliciosa Tarta de chocolate nata y fresas. Es una tarta muy fácil y sencilla que podemos decorar para celebraciones o para San Valentín. El relleno está hecho con solo dos ingredientes; chocolate y nata al que podemos añadir fresas u otra fruta a nuestra elección. La nata en combinación con el chocolate se mantiene firme así que no necesita gelatina.

    Es una tarta fría, sin horno y sin gelatina, una tarta sencilla y aunque tiene varios pasos, todos son muy fáciles de hacer. El relleno de nata y chocolate es delicioso, cremoso y suave y combina muy bien con las fresas. Es ideal como tarta para San Valentín o para cualquier ocasión.


    Ingredientes para un MOLDE DE 24 CM (de 12 a 16 raciones) de mínimo 2,5 L de capacidad (Puedes medir la capacidad echando agua en el molde):

    • PARA LA BASE:
    • 200 g galletas María de chocolate
    • 100 g mantequilla
    • PARA EL RELLENO:
    • 1000 ml nata
    • 500 g chocolate blanco
    • 500 g fresas
    • PARA LA DECORACIÓN:
    • 2 ud fresas
    • 40 g chocolate blanco
    • OPCIONAL CHIPS DECORATIVOS

    Continúa leyendo, un poco más abajo puedes ver el MODO DE PREPARACIÓN 🥣

    Te dejo también las cantidades de los ingredientes para tartas otros tamaños:

    Ingredientes para un molde de 20 – 22 cm (de 8 a 10 raciones) de mínimo 1,8 L de capacidad (Puedes medir la capacidad echando agua en el molde):

    Para la base:

    • 150 g de galletas (las mías son galletas María de chocolate)
    • 75 g de mantequilla

    Para el relleno:

    • 700 ml de nata (para batir con un mínimo de 35% de materia grasa)
    • 350 g de chocolate blanco
    • 350 g de fresas (guardamos 1 ó 2 fresas para la decoración)

    Para la decoración:

    • 1 ó 2 fresas
    • 40 g de chocolate blanco
    • opcional chips decorativos

    Ingredientes para un molde de 18 cm (de 6 a 8 raciones) de mínimo 1,25 L de capacidad (Puedes medir la capacidad echando agua en el molde):

    Para la base:

    • 100 g de galletas (las mías son galletas María de chocolate)
    • 50 g de mantequilla

    Para el relleno:

  • 500 ml de nata (para batir con un mínimo de 35% de materia grasa)
  • 250 g de chocolate blanco
  • 250 g de fresas (guardamos 1 ó 2 fresas para la decoración)
  • Para la decoración:

    • 1 ó 2 fresas
    • 40 g de chocolate blanco
    • opcional chips decorativos

    Otras recetas que te pueden interesar:

    Tarta de Chocolate con Nueces
    Tarta de queso con arándanos
    TARTA AJEDREZ
    ¡Sígueme para ver más recetas!

    Modo de preparación:

      Preparación de la base:

    • Derretimos la mantequilla en el microondas y trituramos las galletas. Mezclamos la mantequilla derretida con las galletas y las vertemos en el molde. El mío es de 24 cm de diámetro. Ponemos papel film encima y aplastamos con la mano hasta obtener una base uniforme. También se puede aplastar con la base de un vaso pero a mi me parece mucho más fácil y más rápido hacerlo con la mano.
      Guardamos el molde en la nevera mientras preparamos el relleno.
    • Preparación del relleno:

    • Echamos la nata en una cacerola y la llevamos al fuego. Calentamos durante 2 ó 3 minutos.
    • Aparte troceamos el chocolate blanco y lo echamos en un recipiente amplio. Cuando la nata empieza a humear, antes de llegar a hervir, la retiramos del fuego y la vertemos sobre el chocolate. Dejamos reposar un par de minutos, luego mezclamos bien hasta que se integren los ingredientes. Tapamos con papel film a piel (que el papel film toque la superficie de la mezcla) y llevamos a refrigerar durante un mínimo de 4 horas o hasta que esté fría por completo.
    • Pasado este tiempo, cortamos las fresas en trocitos pequeños. Reservamos una fresa partida en dos para la decoración.
    • Sacamos la mezcla de nata con chocolate de la nevera y batimos con una varilla eléctrica. La nata con el chocolate se monta, coge cuerpo y se vuelve cremosa. Dependiendo de la potencia de la batidora vamos a tardar entre 3 a 5 minutos. Cuando hemos obtenido esta consistencia, paramos la batidora y mezclamos con una espátula con movimientos envolventes porque vais a ver que en los bordes del recipiente todavía queda una textura menos densa. Volvemos a batir durante 15-20 segundos y ya lo tenemos listo.
      Echamos las fresas cortadas y las incorporamos con movimientos suaves.
      Esta crema de nata y chocolate tiene la consistencia ideal para rellenos y decoraciones de tartas y cupcakes. Es suave, cremosa y deliciosa. Se puede colocar en una manga pastelera o untar con una espátula. En esta ocasión vamos a hacer una tarta muy sencilla así que simplemente la echamos toda encima de la base de galletas y la repartimos con una espátula. Finalmente colocamos las dos mitades de fresa que hemos reservado.
    • La llevamos a la nevera durante un mínimo de 4 horas. Yo la he dejado toda la noche.
    • Pasado este tiempo desmoldamos. Para facilitar el desmoldado recomiendo guardar la tarta en el congelador unos 30 minutos, suficientes para que los laterales tengan un poco más de consistencia y que mantenga la postura mientras tiramos de los laterales del molde. Una vez desmoldada, se mantiene firme. Dependiendo de la ocasión, esta tarta se podría tomar tal cual. A continuación la voy a decorar para San Valentín o para otras celebraciones.
    • Alisamos los laterales con una paleta alisadora o con un cuchillo.
      Derretimos 40 g de chocolate blanco. Como es poquita cantidad, lo voy a meter en una bolsita pequeña y lo voy a sumergir en agua caliente durante unos 4, 5 segundos. Sacamos sobre un paño de cocina y masajeamos la bolsita para que se mezcle el chocolate. Repetimos este proceso 3 o 4 veces o hasta que el chocolate esté derretido. Fácil, rápido, limpio y de esta manera, lo que sobre, se puede conservar en la bolsita para otras ocasiones.
      Le hacemos un pequeño corte a la bolsita y echamos un poco de chocolate sobre una tira de papel vegetal. Lo alisamos y pasamos una paleta dentada por encima. Dejamos que se enfríe el chocolate hasta llegar a temperatura ambiente. Este proceso es muy rápido si colocamos la tira de papel vegetal sobre una tabla que hemos enfriado previamente unos 30 minutos en el congelador.
      Comprobamos que el chocolate no se escurre y colocamos dos objetos redondos, uno más grande y otro más pequeño, en los dos laterales. Fijamos el papel para que no se mueva y lo llevamos al frigorífico unos 20 minutos.
      Una vez frío, quitamos el papel y nos quedan unas tiras de chocolate con las que podemos decorar a nuestro gusto. Yo las he partido en dos con un cuchillo caliente. Lo he sumergido unos segundos en agua hirviendo, lo he secado bien y seguidamente he hecho el corte. He rodeado las fresas con unos semicírculos, tres por un lado y tres por el otro y en el lateral he colocado las tiras restantes. He hecho un dibujo con unos chips decorativos uniendo las dos decoraciones. Con estas simples tiras de chocolate, se pueden hacer varias decoraciones. Aquí te dejo otros ejemplos y te animo a que pongas tu imaginación a volar y que hagas tu propio diseño.
    • Y esta es nuestra tarta de chocolate, nata y fresas. Es una tarta sencilla y aunque tiene varios pasos, todos son muy fáciles de hacer. El relleno de nata y chocolate es delicioso, cremoso y suave y combina muy bien con las fresas. Es ideal como tarta para San Valentín o para cualquier ocasión.
      Se puede conservar en la nevera durante 3 ó 4 días y en el congelador durante unos 3 meses.
      ¡Espero que la pruebes cuando tengas oportunidad!
      Yo me despido, nos vemos en la próxima receta, un abrazo muy grande, hasta pronto!

    Pasos

    1
    Hecho

    Preparación de la base:

    Derretimos la mantequilla en el microondas y trituramos las galletas. Mezclamos la mantequilla derretida con las galletas y las vertemos en el molde. El mío es de 24 cm de diámetro. Ponemos papel film encima y aplastamos con la mano hasta obtener una base uniforme. También se puede aplastar con la base de un vaso pero a mi me parece mucho más fácil y más rápido hacerlo con la mano.
    Guardamos el molde en la nevera mientras preparamos el relleno.

    2
    Hecho

    Preparación del relleno:

    Echamos la nata en una cacerola y la llevamos al fuego. Calentamos durante 2 ó 3 minutos.
    Aparte troceamos el chocolate blanco y lo echamos en un recipiente amplio. Cuando la nata empieza a humear, antes de llegar a hervir, la retiramos del fuego y la vertemos sobre el chocolate. Dejamos reposar un par de minutos, luego mezclamos bien hasta que se integren los ingredientes. Tapamos con papel film a piel (que el papel film toque la superficie de la mezcla) y llevamos a refrigerar durante un mínimo de 4 horas o hasta que esté fría por completo.
    Pasado este tiempo, cortamos las fresas en trocitos pequeños. Reservamos una fresa partida en dos para la decoración.
    Sacamos la mezcla de nata con chocolate de la nevera y batimos con una varilla eléctrica. La nata con el chocolate se monta, coge cuerpo y se vuelve cremosa. Dependiendo de la potencia de la batidora vamos a tardar entre 3 a 5 minutos. Cuando hemos obtenido esta consistencia, paramos la batidora y mezclamos con una espátula con movimientos envolventes porque vais a ver que en los bordes del recipiente todavía queda una textura menos densa. Volvemos a batir durante 15-20 segundos y ya lo tenemos listo.
    Echamos las fresas cortadas y las incorporamos con movimientos suaves.
    Esta crema de nata y chocolate tiene la consistencia ideal para rellenos y decoraciones de tartas y cupcakes. Es suave, cremosa y deliciosa. Se puede colocar en una manga pastelera o untar con una espátula. En esta ocasión vamos a hacer una tarta muy sencilla así que simplemente la echamos toda encima de la base de galletas y la repartimos con una espátula. Finalmente colocamos las dos mitades de fresa que hemos reservado.
    La llevamos a la nevera durante un mínimo de 4 horas. Yo la he dejado toda la noche.

    3
    Hecho

    Pasado este tiempo desmoldamos. Para facilitar el desmoldado recomiendo guardar la tarta en el congelador unos 30 minutos, suficientes para que los laterales tengan un poco más de consistencia y que mantenga la postura mientras tiramos de los laterales del molde. Una vez desmoldada, se mantiene firme. Dependiendo de la ocasión, esta tarta se podría tomar tal cual. A continuación la voy a decorar para San Valentín o para otras celebraciones.

    4
    Hecho

    Decoración:

    Alisamos los laterales con una paleta alisadora o con un cuchillo.
    Derretimos 40 g de chocolate blanco. Como es poquita cantidad, lo voy a meter en una bolsita pequeña y lo voy a sumergir en agua caliente durante unos 4, 5 segundos. Sacamos sobre un paño de cocina y masajeamos la bolsita para que se mezcle el chocolate. Repetimos este proceso 3 o 4 veces o hasta que el chocolate esté derretido. Fácil, rápido, limpio y de esta manera, lo que sobre, se puede conservar en la bolsita para otras ocasiones.
    Le hacemos un pequeño corte a la bolsita y echamos un poco de chocolate sobre una tira de papel vegetal. Lo alisamos y pasamos una paleta dentada por encima. Dejamos que se enfríe el chocolate hasta llegar a temperatura ambiente. Este proceso es muy rápido si colocamos la tira de papel vegetal sobre una tabla que hemos enfriado previamente unos 30 minutos en el congelador.
    Comprobamos que el chocolate no se escurre y colocamos dos objetos redondos, uno más grande y otro más pequeño, en los dos laterales. Fijamos el papel para que no se mueva y lo llevamos al frigorífico unos 20 minutos.
    Una vez frío, quitamos el papel y nos quedan unas tiras de chocolate con las que podemos decorar a nuestro gusto. Yo las he partido en dos con un cuchillo caliente. Lo he sumergido unos segundos en agua hirviendo, lo he secado bien y seguidamente he hecho el corte. He rodeado las fresas con unos semicírculos, tres por un lado y tres por el otro y en el lateral he colocado las tiras restantes. He hecho un dibujo con unos chips decorativos uniendo las dos decoraciones. Con estas simples tiras de chocolate, se pueden hacer varias decoraciones. Aquí te dejo otros ejemplos y te animo a que pongas tu imaginación a volar y que hagas tu propio diseño.

    5
    Hecho

    Y esta es nuestra tarta de chocolate, nata y fresas. Es una tarta sencilla y aunque tiene varios pasos, todos son muy fáciles de hacer. El relleno de nata y chocolate es delicioso, cremoso y suave y combina muy bien con las fresas. Es ideal como tarta para San Valentín o para cualquier ocasión.
    Se puede conservar en la nevera durante 3 ó 4 días y en el congelador durante unos 3 meses.
    ¡Espero que la pruebes cuando tengas oportunidad!
    Yo me despido, nos vemos en la próxima receta, un abrazo muy grande, hasta pronto!

    2bocados

    Calificación de los usuarios para la Receta

    Todavía no hay Calificaciones de esta receta, aprovecha y envía la primera Calificación para esta receta!
    Chips de boniato
    anterior
    Chips de Boniato
    Bizcocho de fresas
    siguiente
    Bizcocho de Fresas
    Chips de boniato
    anterior
    Chips de Boniato
    Bizcocho de fresas
    siguiente
    Bizcocho de Fresas