Pastel de amapola
Dos texturas en un solo bocado

Compartir en tu Red Social:

O puedes simplemente copiar y compartir este enlace

Ingredientes

Nr Personas:
Para la masa quebrada:
400 g harina de trigo común
200 g mantequilla fría, cortada en daditos
150 g azúcar
una pizca sal
16 g polvos de hornear 1 sobre
3 yemas huevos guardar las claras para el relleno
100 ml leche
Para el relleno de amapola:
200 g Semillas de amapolas molidas
150 g harina de trigo común
180 g azúcar
16 g polvos de hornear 1 sobre
200 ml leche
3 cucharadas mermelada de albaricoque
3 claras huevos aprovechamos las claras guardadas de la masa
una pizca sal
una cucharadita Vainilla

Informacion Nutricional

36
186
146
368

Dos texturas diferentes en un solo bocado más el sabor característico de la amapola. Un pastel fino y delicado que bien vale la pena probar.

Tipo Cocina:

    Ingredientes

    • Para la masa quebrada:

    • Para el relleno de amapola:

    Indicaciones

    Hola amigos, hoy os presento uno de mis postres favoritos: el pastel de amapola, un postre muy típico en los países del este y centro de Europa. Tiene una base de masa quebrada rellena de un tierno bizcocho a base de semillas de amapola. Dos texturas diferentes en un solo bocado y el sabor característico de las amapolas nos ofrece una exquisita experiencia gastronómica.

    Me apetecía mucho traer un postre de la pastelería internacional, diferente y menos conocido aquí en España, delicioso y especial como éste pastel de amapola. ¡Espero que lo disfrutéis tanto como yo! 🙂

    En mi infancia, los pasteles con amapola han sido mis preferidos y durante mis viajes en Hungría, Alemania y Austria he podido degustar muchos dulces con estas semillas. Allí los pasteles de amapola tienen todas las formas y los tamaños: el «Mohn Blechkuchen» por ejemplo es rectangular y se compone de una base de masa quebrada o fermentada (con levadura de panadero), una capa de amapola y se cubre de diferentes cosas. También te animo a probar la Tarta Tosca con una base de bizcocho de amapola, una capa de crema pastelera y una cobertura de chocolate, una verdadera delicia.


    ¡Guardad bien la receta de pastel de amapolas, porque cuando la probéis… la vais a querer repetir!

    Las semillas de amapola se encuentran en cualquier supermercado en Alemania y Austria, Hungría y Rumania ya molidas para facilitar su uso. Aquí en España, las semillas de amapola se encuentran en herbolarios y algún supermercado como Alcampo e Hipercor, en todas las tiendas con productos específicos de países del este y también se pueden comprar por internet.

    Es imprescindible molerlas para realizar esta receta. Un robot para moler o picar cumple muy bien esta función, aunque lo ideal es utilizar una máquina de moler café.
    ¡Te invito a que lo veas hasta el final y que pruebes esta delicia de pastel de amapola cuanto tengas oportunidad! ¡Te encantará!

    Ingredientes:

    • PARA LA MASA QUEBRADA:
    • 400 g harina de trigo común
    • 200 g mantequilla
    • 150 g azúcar
    • una pizca sal
    • 16 g polvos de hornear
    • 3 yemas huevos
    • 100 ml leche
    • PARA EL RELLENO DE AMAPOLA:
    • 200 g Semillas de amapolas
    • 150 g harina de trigo común
    • 180 g azúcar
    • 16 g polvos de hornear
    • 200 ml leche
    • 3 cucharadas mermelada de albaricoque
    • 3 claras huevos
    • una pizca sal
    • una cucharadita Vainilla

    Continúa leyendo, un poco más abajo 👇👇 puedes ver el MODO DE PREPARACIÓN del Pastel de Amapola 🥣

    Más recetas de pasteles:
    Pastel de Leche
    Tarta de Manzana Alemana
    TARTA CRUJIENTE DE MANZANA
    POSTRE con SOLO 2 INGREDIENTES

    Modo de preparación:

    • En un recipiente amplio echamos la harina tamizada.
    • Añadimos la mantequilla recién sacada de la nevera y cortada en daditos (también se puede rallar por un rallador grueso), el azúcar, una pizca de sal, un sobre el polvo de hornear, las 3 yemas de huevo y la leche.
    • Mezclamos todo bien con la yema de los dedos hasta que se hayan incorporado todos los ingredientes. Obtenemos una masa lisa, no pegajosa.
    • La repartimos en dos partes iguales.
    • Envolvemos cada parte en papel film y las guardamos en la nevera mientras preparamos el relleno.
    • Aparte, en un recipiente amplio ponemos todos los ingredientes secos: las semillas de amapola molidas, la harina de todo uso que previamente había tamizado, el azúcar y un sobre de polvo de hornear.
    • Mezclamos un poco con una varilla.
    • Añadimos la leche y la mermelada de albaricoque y mezclamos para integrar los ingredientes.
    • Apartamos esta mezcla y batimos la claras de 3 huevos con una pizca de sal hasta llegar a punto de nieve.
    • Cuando la tenemos lista, la incorporamos poco a poco a la mezcla de amapola.
    • A continuación vamos a sacar una de las dos partes de masa y la colocamos sobre una lámina de papel vegetal al que hemos marcado los bordes del tamaño de nuestro molde. Por encima ponemos una lámina de papel film y la estiramos con la ayuda de un rodillo hasta llegar a cubrir el rectángulo que habíamos marcado. Cuando la tenemos lista la colocamos en el molde, el mío tiene 35 x 25 cm.
    • A continuación vertemos el relleno de amapola.
    • Luego estiramos la segunda parte de la masa de la misma manera que la primera y la colocamos por encima.
    • Llevamos la bandeja al horno precalentado y horneamos a 175ºC (350ºF) durante 35 – 40 minutos o hasta que esté dorado por encima.
    • Cuando está listo, sacamos del horno y dejamos que se enfríe por completo.
    • Una vez frío, espolvoreamos con azúcar glas y ya podemos cortar para servir. Este tipo de pasteles me gusta cortarlos en rombos así que primero hago cortes a lo ancho en paralelo y después corto en diagonal.
    • Un postre buenísimo, dos texturas diferentes en un solo bocado más el sabor característico de la amapola. Os animo a que probéis esta delicia de pastel cuando tengáis oportunidad! ¡Os encantará!

    Pasos

    1
    Hecho

    1. Preparación de la masa quebrada:

    En un recipiente amplio echamos la harina tamizada.

    2
    Hecho

    Añadimos la mantequilla recién sacada de la nevera y cortada en daditos (también se puede rallar por un rallador grueso), el azúcar, una pizca de sal, un sobre el polvo de hornear, las 3 yemas de huevo y la leche.

    3
    Hecho

    Mezclamos todo bien con la yema de los dedos hasta que se hayan incorporado todos los ingredientes. Obtenemos una masa lisa, no pegajosa. La repartimos en dos partes iguales. Envolvemos cada parte en papel film y las guardamos en la nevera mientras preparamos el relleno.

    4
    Hecho

    2. Preparación del relleno de amapola:

    Aparte, en un recipiente amplio ponemos todos los ingredientes secos: las semillas de amapola molidas, la harina de todo uso que previamente había tamizado, el azúcar y un sobre de polvo de hornear.

    5
    Hecho

    Mezclamos un poco con una varilla. Añadimos la leche y la mermelada de albaricoque y mezclamos para integrar los ingredientes.

    6
    Hecho

    Apartamos esta mezcla y batimos la claras de 3 huevos con una pizca de sal hasta llegar a punto de nieve. Cuando la tenemos lista, la incorporamos poco a poco a la mezcla de amapola.

    7
    Hecho

    3. Montaje del pastel y horneado

    A continuación vamos a sacar una de las dos partes de masa y la colocamos sobre una lámina de papel vegetal al que hemos marcado los bordes del tamaño de nuestro molde. Por encima ponemos una lámina de papel film y la estiramos con la ayuda de un rodillo hasta llegar a cubrir el rectángulo que habíamos marcado. Cuando la tenemos lista la colocamos en el molde, el mío tiene 35 x 25 cm. A continuación vertemos el relleno de amapola. Luego estiramos la segunda parte de la masa de la misma manera que la primera y la colocamos por encima.

    8
    Hecho

    Llevamos la bandeja al horno precalentado y horneamos a 175ºC (350ºF) durante 35 - 40 minutos o hasta que esté dorado por encima.
    Cuando está listo, lo sacamos y dejamos que se enfríe por completo.
    Una vez frío, espolvoreamos con azúcar glas y ya podemos cortar para servir. Este tipo de pasteles me gusta cortarlos en rombos así que primero hago cortes a lo ancho en paralelo y después corto en diagonal.
    Un postre buenísimo, dos texturas diferentes en un solo bocado más el sabor característico de la amapola. Os animo a que probéis esta delicia de pastel cuando tengáis oportunidad! ¡Os encantará!

    2bocados

    Calificación de los usuarios para la Receta

    Todavía no hay Calificaciones de esta receta, aprovecha y envía la primera Calificación para esta receta!
    Tarta de chocolate
    anterior
    Tarta de Chocolate con Nueces
    Masa de pizza sin amasar
    siguiente
    Masa de Pizza Sin Amasar
    Tarta de chocolate
    anterior
    Tarta de Chocolate con Nueces
    Masa de pizza sin amasar
    siguiente
    Masa de Pizza Sin Amasar