Croissants dos colores

Croissants dos colores

Compartir en tu Red Social:

O puedes simplemente copiar y compartir este enlace

Ingredientes

Nr Personas:
Para la masa:
800 g de harina (aproximadamente ó lo que pide la masa)
1 cucharadita de polvos de hornear ó levadura quimica
2 cucharadas de azúcar
25 g de levadura fresca de panadería ó 7 g de levadura seca
300 ml de leche
3 huevos
200 ml de aceite de girasol
1 cucharadita de Vainilla semillas de una vaina de vainilla
2 cucharadas de cacao puro
1 ralladura de limón
Para el jarabe:
100 g de azúcar
100 ml de agua
1 cucharadita de Vainilla semillas de una vaina de vainilla
Para el relleno:
Nutella, mermelada, delicias turcas, o incluso se pueden dejar simples, sin relleno.

Receta de croissants dos colores rellenos de chocolate y con almíbar. Son unos croissants suaves, esponjosos y tiernos, especialmente ricos.

Tipo Cocina:

    Ingredientes

    • Para la masa:

    • Para el jarabe:

    • Para el relleno:

    • Nutella, mermelada, delicias turcas, o incluso se pueden dejar simples, sin relleno.

    Indicaciones

    Receta para hacer croissants dos colores o cruasanes caseros, unos bollos de mantequilla muy populares en todo el mundo. El croissant es perfecto para acompañar el desayuno o la merienda y esta variante es absolutamente deliciosa!!
    El croissant también se conoce en algunos países como medialuna, cuernitos, cangrejos o cachitos. Se pueden preparar con la clásica masa de hojaldre, con masa fermentada tipo brioche o con masa quebrada. Cualquier variante tiene su particular encanto.
    La receta que os presento es muy simple, respetando los pasos y los tiempos de fermentación, es imposible que no salgan bien. Cuando la masa ha fermentado se estiran en forma redonda, se coloca una encima de la otra y se corta como si fuera una pizza. Rellenas con el relleno que te guste, o los dejas simples y los enrollas. Los dejas a fermentar una ves más y los metes al horno.


    Esta masa lleva muy poco azúcar, solo 2 cucharadas por lo que preparamos un jarabe en el que sumergimos cada croissant nada más sacarlos del horno. El resultado es un delicioso y tierno bocado.

    Mira con atención el vídeo para entender todos los detalles.




    Pasos

    1
    Hecho

    Activamos la levadura:

    En un bol ponemos 5 cucharadas de harina, 1 cucharadita de bicarbonato ó levadura química, 2 cucharadas de azúcar, 25 g de levadura fresca de panadería ó 7 g de levadura seca, 150 ml leche (aproximadamente la mitad de los 300 ml de leche que vamos a utilizar en total). Removemos con un tenedor para disolver la levadura y lo dejamos reposar unos 10 minutos.

    2
    Hecho

    Preparamos la masa:

    En un bol amplio ponemos los huevos batidos, la leche restante, los 200 ml de aceite, ralladura de un limón, el prefermento que habíamos preparado, y la harina. Echamos la harina de poco a poco y dependiendo de la humedad de la harina podemos necesitar más o menos 800 gramos. Mezclamos todo primero con una espátula y a continuación con la mano hasta obtener una masa lisa, de consistencia blanda pero sin llegar a ser pegajosa.

    3
    Hecho

    Repartimos la masa en dos partes iguales.
    En una de las partes agregamos el cacao y amasamos hasta que se integre el cacao.
    Dejamos fermentar durante 40 - 45 minutos.

    4
    Hecho

    Cuando haya pasado este tiempo, dividimos cada masa en cinco partes. Vamos a tener 5 partes blancas y 5 de cacao. Las tapamos con un paño.

    5
    Hecho

    Cogemos la primera parte blanca y la estiramos en forma redonda hasta tener un grosor de unos 4 mm. Apartamos esta masa y estiramos una parte de la masa de chocolate. Cuando la tenemos de la misma medida las ponemos una encima de la otra y ajustamos los bordes para que coincidan.

    6
    Hecho

    Cortamos en dos por la mitad, luego otra vez en dos y luego cada cuarto en dos. En total vamos a tener 8 partes iguales de forma triangular.

    7
    Hecho

    Ponemos chocolate nutella a gusto el borde de cada triangulo y las enrollamos desde el exterior cuidando que el chocolate se quede en el interior. Colocamos cada croissant en la bandeja cubierta con papel de horno.

    8
    Hecho

    Hacemos lo mismo con los otros triángulos y luego con toda la masa.
    Cuando tenemos la bandeja llena, la tapamos con un paño de cocina y dejamos que repose unos 40 minutos, en un lugar caluroso para fermentar.

    9
    Hecho

    Pasado este tiempo, metemos la bandeja al horno previamente calentado a unos 180ºC durante aproximadamente 25 minutos.

    10
    Hecho

    Unos minutos antes de sacarla del horno hacemos un jarabe con 100 g de azúcar, 100 ml de agua y las semillas de una vaina de vainilla. La ponemos al fuego y cuando empieza a hervir la retiramos y la volcamos en un cuenco.

    11
    Hecho

    Sacamos la bandeja del horno y mientras están calientes las bañamos en el jarabe una por una y las colocamos en un plato. Se pueden rebozar en coco mientras están calientes, aunque yo los prefiero así. El jarabe se endurece al enfriarse y forma una fina costra que preserva la jugosidad del croissant.
    ¡Espero que te guste la receta y que la pruebes!

    2bocados

    Calificación de los usuarios para la Receta

    Todavía no hay Calificaciones de esta receta, aprovecha y envía la primera Calificación para esta receta!
    Tarta de galletas sin horno
    anterior
    Tarta de Galletas Sin Horno
    Estofado de Magro con Guisantes
    siguiente
    Estofado de Cerdo con Guisantes
    Tarta de galletas sin horno
    anterior
    Tarta de Galletas Sin Horno
    Estofado de Magro con Guisantes
    siguiente
    Estofado de Cerdo con Guisantes